viernes, 5 de septiembre de 2008

La Cibeles, guardiana del tesoro español


La fuente de Cibeles se encuentra situada en Madrid. En ella se representa a la diosa Cibeles, Madre de la Tierra o Naturaleza, de origen oriental. Esta sentada en un carro tirado por dos fieros pero subordinados leones y representa además la fertilidad de la tierra, las cavernas, las montañas, las murallas y las fortalezas.
Todos sabemos también que un conocido equipo de fútbol de esta ciudad (Real Madrid) celebra allí sus éxitos y que diariamente miles de personas pasean y fotografían la conocida fuente.

Sin embargo, muy pocos saben que Cibeles custodia y protege la cámara subterránea del Banco de España, la cual, se encuentra a 35m. bajo tierra. Se trata de una de las cajas fuertes más grandes y seguras del mundo. Tiene una capacidad de 1.500m2 y actualmente alberga aproximadamente unos 5.000 lingotes de oro (aprox. 90.5 toneladas de oro) y medio millón de monedas de oro de un valor incalculable.
No obstante, existe más oro español guardado en otras partes del mundo como 180 toneladas en EE.UU., otras 180 toneladas en el Banco de Inglaterra y 140 toneladas en Suiza.

Pero ¿qué mecanismos de protección tiene esta cámara “secreta”?

Esta cámara se caracteriza por su inaccesibilidad. Si quisiéramos robar el oro, que lo dudo, tendríamos que atravesar dos puertas blindadas. La primera está a la altura de la calle con un insignificante peso de 16 toneladas y protegida por la guardia. Y la segunda a 35m de profundidad con 14 toneladas de peso tiene la dificultad añadida de tener que acceder a ella bajando siete pisos de altura y un puente corredizo.
También necesitaríamos de 3 llaves, las cuales, están bajo custodia de algunos departamentos del Banco de España.
Y si todo esto no fuese suficiente y se activase la alarma por robo, la cámara quedaría aislada (se correría el puente) e inundada bajo agua, pues a 25m del nivel del suelo fluye el canal de Las Pascualas o de Oropesa. Así que, si veis que la Fuente de Cibeles deja de echar agua haceros esta pregunta: ¿Están robando en nuestro Banco?

El oro español durante la Guerra Civil Española y la II Guerra Mundial.

Gracias a los documentos desclasificados y a los descendientes del que fuese Ministro de Hacienda durante la II Republica, Juan Negrín, hemos sabido más sobre el polémico asunto del “Oro de Moscú”.
Al parecer el gobierno republicano viéndose amenazados por los ejércitos del General Franco, decidió financiar la guerra con las reservas de oro del Banco de España.
La increíble cifra de 510 toneladas de oro fue enviada a Rusia y con este oro se compró armas que a pesar del alto coste de dicho material bélico, la calidad dejaba mucho que desear. Stalin nos vendió la moto o más bien a los republicanos de la época. Tan solo quedaron en el banco 200 toneladas que sirvieron también para comprar armamentos y municiones a las potencias europeas y a los EE.UU.
Lo cierto es que nada quedó del “Oro de Moscú” todo se gastó, Stalin cobró las armas, el transporte del oro, su custodia, las transferencia y cambios de divisas. Absolutamente todo fue cobrado y a un alto precio. La Guerra Civil Española costó bien cara a los españoles de aquel entonces.

Posteriormente, cuando las tropas de Franco ocuparon Madrid y fueron al Banco de España comprobaron que la cámara estaba totalmente vacía. La nueva política fue la siguiente, mantenerse neutrales en la II Guerra Mundial y llenar de nuevo las arcas del estado. España vendió materias primas al III Reich, el wolframio fue el material más codiciado por los alemanes nazis.

Aprovechando la II Guerra Mundial, España obtuvo divisas para comprar oro y junto a las materias primas que vendía a Alemania, al finalizar la guerra, las arcas del estado se llenaron con 67.4 toneladas de oro, parte de la cual, procedía del expolio nazi que sufrieron los judios.


Enlace:

por David Domínguez.

Puedes contactar conmigo en:   hispanus21@gmail.com