martes, 18 de noviembre de 2008

"El beso del Ayuntamiento" de Robert Doisneau

Le Baiser de l'hôtel de ville” (18 x 24,6 cm ) es una famosa fotografía, también conocida como "el beso", en blanco y negro del fotógrafo francés Robert Doisneau. Fue tomada en 1950, cerca del Ayuntamiento de París.
En la foto aparece una pareja besándose mientras caminan por una acera llena de transeúntes.

La fotografía es todo un símbolo romántico pero se trata de un posado, como se descubrió en los 90. No obstante, no deja de ser un icono claro del París romántico de aquellos años.

La historia:

En 1950, la revista americana “Life” encarga al fotógrafo Robert Doisneau, perteneciente a la agencia RAPHO, la realización de un reportaje sobre “los amantes de París”.
Un día, el fotógrafo, se encontraba sentado en un bistrot llamado “Le Villars” y allí conoció a una pareja de enamorados. Estos eran estudiantes, de una escuela de teatro llamada “Simón” y esta escuela se encontraba muy cerca del Ayuntamiento de París y del bistrot.
El fotógrafo pidió a la pareja ser fotografiados para un reportaje que estaba haciendo y estos aceptaron. Fueron fotografiados con una cámara "Rolleiflex", cámara que acompañó al fotógrafo alrededor de 40 años.

Pasaron los años y la fotografía apareció de nuevo pero en póster en 1986 y su éxito fue tal que en 1992 se habían vendido más de 400.000 ejemplares.
En los 90 se descubría la identidad, hasta entonces desconocida, de los protagonistas. Se trataba de Françoise Bornet (ella) y Jacques Carteaud (él).

El motivo de su descubrimiento fue porque un matrimonio de impostores (Denise y Jean-Louis Lavergne) quisieron atribuirse ser los amantes de la foto. Su objetivo era sacar dinero e incluso llegaron a los tribunales. Por lo que muy a su pesar, Robert declaró que no lo eran porque en realidad fueron unos actores que él había contratado, a saber, Bornet y Carteaud.

Al final, Françoise Bornet salió a la luz y declaró ser la protagonista del “beso” y muestra de su veracidad fue cuando le enseñó al fotógrafo la copia que en su tiempo le había enviado. Le mostró la foto y en su reverso se encontraba el sello de Robert y la referencia, a lápiz, del negativo, nº 21.039. Otra prueba fue cuando el fotógrafo dijo que él “jamás se hubiera atrevido a fotografiar a una pareja así en la calle”. Actualmente, todos estos protagonistas están vivos.

Lo cierto es que la foto original fue puesta en subasta con un valor de 15.000 € y finalmente fue vendida por un valor de 155.000 € a un comprador suizo cuya identidad se desconoce.

Más información en:

http://www.elmundo.es/papel/2006/08/12/uve/2011137.html

por David Domínguez

Puedes contactar conmigo en:   hispanus21@gmail.com