domingo, 21 de febrero de 2010

Juan Florín y el robo de los mapas españoles.


El primer pirata, del que se tiene conocimiento en la América española, fue Jean Fleury Lediepa, o más conocido por nuestros antepasados españoles como Juan Florín.
Corsario francés, se movía por la zona comprendida entre las islas Azores, las islas Canarias y la Península Ibérica.
Su fama procede de la captura de los tesoros que llevó a cabo contra los españoles.

Hernán Cortés envió la quinta parte de los tesoros que había obtenido en América a Carlos I de España y, para ello, encargó a Antonio de Quiñones y a Alonso Dávila la custodia de este tesoro, junto otros asuntos, a España.
Partiendo del puerto de Veracruz, en diciembre de 1522, estos dos capitanes navegaron rumbo a España, realizando una parada en las Azores.
Iban cargados con 88.000 lingotes de oro, además de piedras preciosas, joyas, animales exóticos, así como, muchos otros objetos de valor, procedentes de los regalos de Moctezuma y el saqueo de Tenochtitlán.

En las Azores, Antonio de Quiñones murió y, a oídos de Alonso Dávila, llegaron avisos de la presencia de una armada francesa en la zona, en este caso, la dirigida por Juan Florín.
Desde Sevilla, salieron tres carabelas para socorrer a los navíos y las cargas procedentes de América. Sin embargo, cerca del Cabo San Vicente, los españoles fueron capturados por los franceses, todos los navíos y sus respectivos cargamentos.


Fueron capturados todos los grandes tesoros, pero aún queda otro más valioso que venía de camino.

Juan Florín capturaba el navío procedente de Santo Domingo, añadiendo 20.000 pesos de oro, perlas, azúcar y cueros a su gran tesoro ya robado, pero lo más importante fue la captura de las cartas de navegación que trazaban las rutas de regreso de América.
Esto supuso la perdida más importante para España, pues a partir de entonces otros países sabrían como llegar al nuevo continente.

El pirata francés llevó los tesoros a Francia y entregó una parte al rey Francisco I, enemigo íntimo del emperador español. Toda Francia, o digamos algunos privilegiados, quedaron boquiabiertos al contemplar los tesoros.

El rey francés estaba muerto de envidia y temía que, con tantas riquezas que llegaba a España, Carlos I pudiese declararle la guerra en cualquier momento.

El rey francés se preguntaba ¿cómo España y Portugal se repartían el mundo sin contar con el resto de reyes cristianos? Por ello, pedía que España y Portugal le mostrasen el testamento de Adán, para ver que Dios les había dejado a ellos como únicos herederos, algo que sabía que era imposible.

Para el rey francés todo era injusto y sabía que todo era una obra interesada creada por España, Portugal y, también, el Vaticano. Así, decide que era legítimo robar todo cuanto se movía en la mar y, de hecho, volvió a enviar a Juan Florín en busca de más tesoros.

Sin embargo, para el pirata francés, Juan Florín, sus acechos y robos acabarían pronto, pues durante la segunda guerra entre Francia y España fue apresado.

En 1527, en una batalla entre corsarios franceses y españoles, el capitán Martín Pérez de Irizar capturó a Juan Florín en el mar, cerca de Cádiz.

Este fue llevado a Sevilla, a la Casa de la Contratación, declarando tras un interrogatorio haber hundido alrededor de 150 naves españolas.

Se acordó, ante la importancia del preso, enviarlo al emperador para que éste decidiese su destino, pero al saber Carlos I de su captura ordenó inmediatamente que se le ejecutara.

La ejecución tuvo lugar en el Puerto del Pico, en Colmenar de Arenas (Toledo), mientras iba camino para ser juzgado por el emperador. Sin embargo, como hemos comentado, Carlos I ya había declarado su sentencia antes del encuentro.

por David Domínguez.

3 comentarios:

CAROLVS II, REX HISPANIARVM dijo...

Interesantísima entrada,no tenía la más mínimo idea de la existencia de tan temprano pirata, ya en tiempo del emperador Carlos V.

Desde luego el robo de los mapas fue algo fundamental para la llegada de nuevas potencias colonizadoras a las Indias.

Un saludo.

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...traigo
sangre
de
la
tarde
herida
en
la
mano
y
una
vela
de
mi
corazón
para
invitarte
y
darte
este
alma
que
viene
para
compartir
contigo
tu
bello
blog
con
un
ramillete
de
oro
y
claveles
dentro...


desde mis
HORAS ROTAS
Y AULA DE PAZ


TE SIGO TU BLOG




CON saludos de la luna al
reflejarse en el mar de la
poesía...


AFECTUOSAMENTE:
CLUB DE LOS HISTORIADORES


ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE CABALLO, LA CONQUISTA DE AMERICA CRISOL Y EL DE CREPUSCULO.

José
ramón...

Hispanus dijo...

Muchas gracias por los dos comentarios.

En cuanto al texto lírico muy bonito, pero yo en la escuela no he aprendido la estructura de ese poema.

Saludos.

Puedes contactar conmigo en:   hispanus21@gmail.com