viernes, 21 de mayo de 2010

Infancia y juventud de Antoine de Saint-Exupéry


Ya escribí hace un par de años sobre este singular personaje. Conté un poco de su vida, de su obra literaria y el misterio de su muerte que "ya se resolvió".

También, cabe recordar, su temporada por España, durante la Guerra Civil Española. Trabajó como corresponsal de guerra, su artículo “Aquí se fusila como se tala árboles” publicado en el periódico “L’Intransigeant”, el 19 de agosto de 1936.

Sin embargo, hoy toca sobre su etapa infantil y adolescente.

Era conocido en el círculo familiar con el sobrenombre de “Tonnio”. Nació a las 9 de la mañana del día 29 de junio de 1900, en el “8, Rue du Peyrat”, en Lyon. Su padre se llamaba Jean de Saint-Exupéry y su madre Marie de Fonscolombe. Se casaron el 8 de junio de 1886 en el Château de Saint-Maurice, en la región de Bugey.

Fue el tercer hijo de cinco. Su hermana mayor se llamaba Marie Madeleine conocida como “Biche”. La siguiente fue Simeone (“Monot”). Luego, vino él y, más tarde, su hermano François y su hermana pequeña Gabrielle (“Didi”).

Antoine, nació en el contexto histórico de la 4ª Exposición Universal, los primeros Juegos Olímpicos y la inauguración del metro de París.

Dos trágicos hechos ocurrieron en su infancia y adolescencia. La primera tragedia tuvo lugar durante su infancia. El 14 de marzo de 1904 moría su padre víctima de un ataque cerebral, cuando se encontraba en la estación “La Foux”. Su madre aún estaba embarazada de Gabrielle, “Didi”.

A partir de este momento, quedará muy vinculado con su madre, luego, tendrá una correspondencia muy fluida con ella. Estuvieron viviendo entre el “château” de su abuelo materno en Provenza y la residencia de verano de su tía-abuela, en “L’Ain”.

Su madre empezaría a narrarle los famosos cuentos de Andersen. Los veranos serían inolvidables para Antoine. Se llevaba todo el día jugando y disfrutando con su familia.
Hacían representaciones teatrales, aprendían a tocar instrumentos musicales, cataban, hacía un pequeño periódico, paseaban y disfrutan de los bellos paisajes que ofrecía la naturaleza del lugar.

En 1909 la familia se traslada a Mans. Allí, Antoine, estudia en el “collage Notre-Dame de Sainte-Croix du Mans". Sería buen alumno, aunque algo distraído en sus fantasías y sueños; pero, quién no a su edad.

Comenzó, en 1910, a hacer sus primeros pinitos escribiendo, no exentos de faltas de ortografía. También, realiza sus primeros dibujos.

Cuatro años después, en 1914, estalla en Europa la primera catástrofe humana del siglo XX, la Primera Guerra Mundial. Su madre se trasladaría cerca del frente para trabajar como enfermera de los soldados heridos. Antoine junto a su hermano pasan por distintos colegios, quizás para alejarlos de la guerra. En Suiza, noviembre de 1915, hace grandes amigos y descubre a los grandes autores como Balzac, Boudelaire o Dostoïevski. Destacaba en algunas asignaturas, pero estaba entre los últimos de la clase. No obstante, en julio de 1917 está apunto de hacer la Selectividad.

El verano se presentaría tranquilo si no fuese por la guerra. Pero, he aquí, el segundo hecho trágico ya en su etapa adolescente, no sería la guerra sino su hermano François. Tras un viaje escolar enfermó por el frío, su madre pensó que sanaría con el calor del verano, pero el 10 de julio de 1917, Antoine veía como su hermano pequeño se desvanecía entre sus brazos.

Tres meses después, Antoine, ya estaba en edad para hacer el servicio militar, su familia temía lo peor. Se traslada a París y, allí, realiza la instrucción en la Escuela Naval. Afortunadamente, no tuvo que ir al frente.

Finaliza la guerra, 1919, y en el verano se encuentra estudiando alemán en Besançon. En octubre, de ese mismo año, se inscribe en Arquitectura en la Escuela de Bellas Artes. Frecuenta los cafés en busca de inspiración literaria y los clubes nocturnos en busca de compañía. Posteriormente, se hace piloto de rastreo y mecánico. Recorrerá el mundo repartiendo el correo.


Para conocer más sobre su vida y obra, recomiendo “La mémoire du Petit Prince” de Jean-Pierre Guéno. Es una obra preciosa llena de fotografías e ilustraciones de todo tipo. La biografía de Antoine de Saint-Exupéry está contado nada más y nada menos que por el Principito. El libro lo he encontrado disponible en el Fnac, cuesta 29€ y está escrito en francés.

4 comentarios:

Alí Reyes H. dijo...

Este mismo año leí que ya está comprobado cuál fue el piloto alemán que lo derribó. De hecho, lo más curioso es que el piloto confesó que "Era un fan de sus libros" ¿qué te parece?

Hispanus dijo...

Hola Alí.

Me parece que este soldado alemán se sentirá muy mal de haber derribado a uno de los autores de sus libros de lectura.

Yo hace ya un par de año que leí la noticia. No obstante, hay quienes piensan que este soldado miente pero, bueno, todo será verificarlo.

Saludos.

Descubre Irlanda/Europa Napoleónica dijo...

¡Bienvenido/a a "Europa Napoleónica"

Esta aventura por recorrer el Mundo de la mano del Emperador Napoleón Bonaparte (1769-1821) nació el 30 de Abril 2009, día en el que además, Napoleón vendió Luisiana a los Estados Unidos por 80 millones de francos.

Cordiales saludos,

Europa Napoleónica
http://europanapoleonica.blogspot.com/

SUSANA dijo...

Muy bueno tu artículo y la recomendación de ese libro...una biografía de Saint-Exupéry contada por el Principito! Promete placer.

Muchas Gracias!

Mi Abrazo para Vos.

PD: Llevo tu link conmigo.

Puedes contactar conmigo en:   hispanus21@gmail.com